miércoles, 9 de octubre de 2019

Previo GP del Japón: Repasemos el circuito de Suzuka


Cuando aún está en boca de todos lo ocurrido en el pasado GP de Rusia, que no fue poco, llegamos al que sin duda, es uno de los mejores circuitos del calendario

Suzuka es sin lugar a dudas uno de los mejores circuitos de la Fórmula 1 actual. Construido por Honda en 1962 como circuito de pruebas, y bajo diseño del holandés John Hugenholtz, autor también del trazado de Zolder o el Jarama entre otros, tiene como gran característica su forma de “ocho”. Su exigente trazado es una excelente prueba para comprobar la competitividad de un F1 y la habilidad de los pilotos. La pista también tiene un enorme parque temático que incluye la ya famosa noria.
Suzuka no albergo un GP de F1 hasta el año 1987,en toda su historia el trazado no ha sufrido excesivos cambios, desde entonces, la prueba se ha mantenido en el calendario hasta ahora, a excepción del 2007 y 2008, cuando se volvió a disputar en Fuji.
Junto con Spa, Suzuka es uno de los circuitos favoritos de los pilotos. Tremendamente técnico y difícil, en él los buenos pilotos suelen marcar diferencias. Con sus desniveles tiene cierto parecido con el de Spa, pero la gran cantidad de curvas exige más carga aerodinámica que el trazado belga.
Lograr un buen equilibrio en la puesta a punto del monoplaza es vital para no tener subvirajes ni sobrevirajes bruscos, algo nada aconsejable al pasar por zonas como las “eses” del primer sector, que se pasan a una velocidad en todo momento superior a los 210 km/h. Su punto más destacado es la curva 130R, cuyo nombre hace referencia al radio de su curvatura, y que se pasa a fondo a más de 300 km/h. Aunque para mejorar la seguridad del circuito, fue rediseñada, y actualmente está dividida en dos secciones: la primera con un radio de 85 metros, seguido por una segunda sección de 340 metros de radio.

El circuito se divide en tres secciones claramente diferenciadas. El primer sector es el más revirado y en él la aerodinámica juega un papel muy importante: una larga sucesión de curvas en tercera y cuarta velocidad pone a prueba a los monoplazas y la calidad de los pilotos. El segundo tramo es rápido pero está cortado por dos curvas lentas y la larga curva Spoon (c. 13-14); mientras que el tercer sector es muy rápido, aunque la chicane Casio Triangle (c. 16-17) obliga a los pilotos a realizar una fuerte frenada. Un coche con una buena combinación entre aerodinámica y velocidad es un coche ganador en Suzuka, y en los entrenamientos se pueden ver a algunos equipos que apuesten por ir rápidos más en las curvas de mucha carga aerodinámica y otros que apuesten por la velocidad punta de las rectas.
La seguridad del circuito fue seriamente cuestionada tras dos importantes accidentes en el 2002 y 2003. En el 2002, el piloto de Toyota F1 Allan McNish sufrió un accidente a altas velocidades en la curva 130R, en el cual atravesó una cerca de metal. McNish resultó ileso, aunque no ha vuelto a competir en la Fórmula 1 desde entonces. En cambio, el accidente de 2003 tuvo un saldo trágico: el piloto de MotoGP, Daijirō Katō perdió la vida tras impactar contra un muro de hormigón en una chicane. Ambas secciones de la pista fueron modificadas tras estos hechos.
En Suzuka hay un 60% de posibilidades de que veamos el Safety Car, y su cercanía a la costa hace que la climatología pueda variar en pocos minutos.
Suzuka tiene una larga historia de carreras de F1 apasionantes; siendo tradicionalmente la última o antepenúltima carrera del campeonato, cosa que últimamente ha variado, muchos títulos de pilotos y constructores fueron decididos en este circuito. Grandes duelos y espectáculos se han vivido en este circuito como los que protagonizaron Ayrton Senna y Alain Prost en 1989 y 1990, o Satoru Nakajima en 1988, que calo su monoplaza en la salida y paso a ocupar la última posición. Pero después de una espectacular remontada, adelantando 18 vehículos en 21 vueltas, paso de la 25ª posición a la séptima que ocupo al final de la carrera
En 1989 se vivió una de las carreras más recordadas de este circuito con uno de los numerosos duelos entre Senna y Prost. Senna trató de adelantar a Prost durante la carrera, pero Prost lo impidió ya que como había declarado antes de la carrera no pensaba ceder la posición sólo para evitarle a McLaren la vergüenza de ver a sus dos coches fuera. Y así fue, con los coches fuera de la pista Prost se bajó pensando que el campeonato estaba ganado, pero Senna, ayudado por los comisarios volvió a la carrera, cambió su morro dañado y logró acabarla primero. Una investigación posterior determinó que Senna había cortado la chicane y fue desposeído de la victoria otorgando el campeonato a Prost.
Al año siguiente 1990, Senna hizo las mismas declaraciones que Prost había hecho el año anterior, tampoco iba a ceder la posición, y se produjo el inevitable accidente con lo que en este caso fue Senna el ganador del título. Para esta carrera de 1990 se recibieron 3 millones de peticiones de entradas para un total de 120.000 disponibles.
La carrera de 1994 fue otra de las más recordadas, se desarrolló en condiciones de lluvia. En este caso Damon Hill hizo la carrera de su vida ganando a Michael Schumacher que siempre fue superior a él en pista mojada.
La carrera de 2005 fue una de las más excitantes de la temporada. Todos los pilotos punteros comenzaron desde las posiciones de atrás debido a un chaparrón durante la sesión de calificación.
Kimi Räikkönen ganó esta carrera saliendo desde la posición 17 al adelantar a Giancarlo Fisichella en la última vuelta y Alonso que había salido en la posición 16 podría haber ganado la carrera de no haber sido por la tardanza de los comisarios en decidir si debía devolver la posición a Christian Klien después de haber cortado la chicanne.
La carrera vivió dos adelantamientos memorables, el de Kimi a Fisichella, y el de Alonso a Schumacher en la 130R. Ambas son de los mejores adelantamientos de la historia de la Fórmula 1.
Cuando Alonso fue entrevistado por Nigel Roebuck unos días después y ante una pregunta acerca de cómo se había decidido a hacer la maniobra y valorado su riesgo conociendo los ardides que Schumacher había mostrado en otras ocasiones, el respondió: “En esas situaciones siempre recuerdo que Schumacher tiene dos hijos”.
El año 2006 tampoco estuvo exento de emociones. Schumacher era líder del mundial y Alonso segundo. Massa comenzó la carrera desde la pole, pero en la 3ª vuelta Schumacher le pasó. La carrera estaba ganada para Michael que de este modo podría haberse hecho con su octavo mundial, pero en la vuelta 37 su motor dijo basta, era el primer motor Ferrari que se rompía desde el GP de Francia del 2000. Alonso se puso en cabeza y de este modo salió del GP siendo campeón virtual de esa temporada.
Como no puede ser de otra manera, cada vez que hablamos de Suzuka no nos queda otro remedio que recordar al malogrado Jules Bianchi y su trágico accidente en 2014, que le costó la vida nueve meses después tras permanecer todo este tiempo en coma.
Tal y como sucede con  Mónaco, Suzuka es el único trazado de la temporada con una única zona de DRS. El punto de medición estará justo antes de la chicane mientras que la zona de actuación será en toda la recta de meta.
Para esta carrera, Pirelli ofrecerá a los equipos los compuestos C1, C2 y C3, o sea la gama más dura de los disponibles por el fabricante italiano.
Los horarios en territorio español para este GP serán los siguientes:
Viernes:       Libres 1: 03:00h
                      Libres 2: 07:00h
Sábado:       Libres 3: 05.00h
                      Clasificación: 08:00h
Domingo:    Carrera: 07:10h

miércoles, 25 de septiembre de 2019

Previo GP de Rusia: Así es el trazado de Sochi


Esta temporada, la carrera en Sochi vuelve a variar de fecha y pasa de Abril a Septiembre

La inauguración oficial del trazado, fue el 20 de Septiembre del 2014. El bautismo de fuego de la pista corrió a cargo del Gobernador de Krasnodar, Alexandr Tkachov, quien dio el primer giro oficial abordo del coche de seguridad conducido por el primer piloto ruso de la Fórmula Uno, Vitali Petrov.
Con capacidad para 55000 espectadores, el autódromo de Sochi fue “creado”, por el diseñador de moda de circuitos, el alemán Hermann Tilke, creador de varios de trazados que componen el Campeonato del Mundo de Fórmula 1, y recuerda a otros trazados como el ya extinguido de Corea y el de Abu Dhabi.
A pesar de su nombre, el circuito de Sochi no es un circuito urbano en el sentido tradicional de la palabra. Usa 1,7 km de carreteras públicas, pero el resto ha sido creado específicamente para la carrera, y los trabajos para completar la superficie empezaron al finalizar los Juegos.
El circuito tiene 5,848km y es el tercero más largo del calendario actual, y los pilotos darán 53 giros, realizando un total de 309,745 km. La pista pasa a través de muchos de los lugares del parque olímpico que se construyó para los Juegos Olímpicos de invierno de 2014.
Consta de  18 curvas, 12 derechas y 6 de izquierda, entre ellas una a izquierdas inspirada en la larga Curva 8 del circuito Istanbul Park, en donde la rueda delantera derecha sufre una gran sobrecarga de energía y 11 puntos de frenada. Con 650 metros de recta entre la primera y la segunda curva y donde se alcanza una velocidad punta de 320km/h. La velocidad media por vuelta es de unos 215km/h.  La anchura de la pista varía de 13 a 15 metros y la dirección es en sentido horario. La combinación de la pista de rectas y curvas muy rápidas hará que sea una de las más rápidas pistas de Fórmula Uno.
La pista tiene una variedad de curvas de alta velocidad y rectas que proporcionan unas cargas laterales elevadas y pueden causar una sobrecarga para los coches y los pilotos.

Si diéramos una vuelta a Sochi, tras cruzar la línea de meta, aparece una primera curva muy rápida, seguida de una recta antes de llegar a la zona de frenada de la curva 2. La entrada de la curva 2 es el punto más rápido del circuito, ya que la velocidad puede llegar hasta los 330 km/h con el DRS.
Justo después llega una secuencia de curvas, desde la 4 hasta la 10, que ofrecen una mezcla de zonas de frenada y puntos de tracción. Además, este circuito no implica ningún cambio de inclinación durante el transcurso de una vuelta. Una de las zonas más largas del trazado es la que une la curve 11 con la 13, en la que hay una fuerte zona de frenada después de pasar a toda velocidad por las curvas 11 y 12, un cambio drástico que supondrá todo un reto. Justo después llega la zona más lenta de todo el trazado, la curva 14, donde los coches reducen hasta los 80 km/h.
El trazado consta dos zonas de DRS, que son los dos principales puntos de adelantamiento. La primera en la larga recta de 650 metros de boxes hasta la curva 3, aunque la zona en sí, comienza 95 metros antes de esa recta.
La segunda zona  tendrá su punto de detección 72 metros antes de la curva 10 y su punto de activación será 203 metros pasados el ápice de dicha curva.
En virtud del acuerdo alcanzado entre el presidente ruso, Vladímir Putin, y el expatrón de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, Sochi acogerá la gran fiesta de la Fórmula Uno entre 2014 y 2020, con la posibilidad de prolongarlo por otros cinco años. Se calcula que el gobierno ruso invirtió más de 200 millones de dólares en la construcción  del circuito.
Lewis Hamilton, por tres veces, Nico Rosberg y el que fue su sustituto en Mercedes, Valtteri Bottas, son los pilotos que se reparten las victorias en las 5 carreras disputadas por el momento en Sochi, en la que solo ha vencido un piloto de la estrella plateada.
Señalar que desde el año pasado, la carrera vuelve a celebrarse en lo que era su época habitual, finales de Septiembre principios de Octubre, tras los años 2016 y 2017 que se disputó a finales de Abril.
Para esta carrera, Pirelli ha decidido llevar los compuestos C2, C3 y C4, lo que sería la gama media de los disponibles.
Horarios GP de Rusia:
Viernes
     Libres1: 10:00h
     Libres2: 14:00h
Sábado
     Libres3: 11:00h
     Clasificación: 14:00h
Domingo:
      Carrera: 13:10h

martes, 17 de septiembre de 2019

Previo GP de Singapur: Repasemos el Marina Bay Street Circuit


El gran circo cruza los mares y llega al continente asiático. Llegamos al Marina Bay Street Circuit,  más conocido como el circuito urbano de Singapur

Sin lugar a dudas, el elemento que hace único este GP, es que es  la única cita del calendario que se disputa completamente en horario nocturno. Esta particularidad, junto con su trazado urbano con el horizonte de la ciudad como telón de fondo han creado un GP espectacular y de gran ambiente, que además por su horario puede ser retransmitido a una hora apropiada para las audiencias de las televisiones europeas.
El trazado discurre por las calles de la emblemática, limpia y prospera  ciudad de Marina Bay, donde los monoplazas se irán abriendo paso entre rascacielos y monumentos históricos. Singapur es una ciudad y un país del Sudeste Asiático, que descansa sobre una isla de 700 kilómetros cuadrados de superficie.
Utilizando vías públicas alrededor de dicha zona, el circuito utiliza potentes sistemas de iluminación para garantizar la seguridad. Se necesitaron más de tres meses para conseguir la iluminación perfecta, pero para el 26 de Septiembre de 2008, día de los primeros entrenamientos en Singapur, ya estuvo todo listo. La encargada de la iluminación fue la empresa italiana Valerio Maioli. Casi 1.500 proyectores Philips proporcionaban 3.000 lux de luz al circuito (un campo de fútbol, por ejemplo, tiene unos 800 lux).
Su diseñador fue el alemán Hermann Tilke, actual diseñador de cabecera en la F1, y está construido en una zona próxima al puerto de la ciudad. Las imágenes de este circuito son preciosas, ya que junta la noche y los focos con el glamour de los rascacielos. Además tiene otra característica: el circuito se traza en el sentido contrario a las agujas del reloj. Pero aquí no acaban las peculiaridades de Marina Bay (junto al Río Singapur), ya que existe un túnel que pasa por debajo de una de las tribunas del trazado.
Con la peculiaridad de que la línea de salida y de meta no es la misma, el circuito de Marina Bay, en Singapur, tiene 5'067 kilómetros. La carrera se disputa a 61 vueltas, completándose 308'95 kilómetros de distancia. Es un trazado más bien estrecho, ya que el ancho de la pista oscila entre los 10 y 15 metros. Tiene 23 curvas, la mayoría muy lentas.
En 2013 se produjo un significativo cambio en la pista, ya que desapareció la chicane múltiple situada en la curva 10, tres zigzag, llamada "Singapore Sling", y que ahora queda englobada por una sencilla curva a derechas.
Destacar que desde en el 2015, se incluyeron unas ligeras modificaciones en el trazado con el objetivo de que haya más adelantamientos. Se realineó el lado izquierdo de la curva 11 para hacerlo más estrecho. El lado izquierdo de la curva 11 también se modificó un poco. Además, la curva 13 se amplió ligeramente.
Además de todo esto, la temporada pasada, la chicane que une la curva 16 con la 17, fue ligeramente modificada.

Podríamos definir este circuito como una prueba adrenalínica donde el control del monoplaza prevalece por encima de todo lo demás, conseguir alcanzar los límites en este trazado supone conseguir una gratitud moral indescriptible. ¿Por qué? La respuesta es que este circuito es tan técnico y a la vez guarda tantos desafíos que se convierte en una de las vueltas más complicadas del calendario.
Singapur es un circuito lento, con muchas dificultades de adelantar. Algo parecido a Mónaco pero sin su historia y glamour. Un trazado cuya velocidad media gira en torno a los 170 km/h y para completar una vuelta se requiere hasta un minuto y cuarenta y cinco segundos. La velocidad máxima es de 297 km/h, y sólo en el 44% de la vuelta el piloto mantiene el acelerador a fondo. La mayoría de las curvas se trazan en segunda velocidad (más de diez curvas).
Una de las máximas dificultades del circuito son los muros que lo rodean debido a su carácter urbano. Esto provoca que ante cualquier accidente tenga que salir con mucha probabilidad el coche de seguridad. En total en el circuito hay 914 vértices. La sección más larga de recta es de unos 650 metros (una de las más cortas del campeonato) y se recorre en unos nueve segundos. El desgaste de los neumáticos es medio, pero sin embargo el desgaste de los frenos es muy alto, así como el nivel de carga aerodinámica. Además, es uno de los circuitos en los que más veces se cambia de marcha a lo largo de una vuelta.
El clima de Singapur es tropical debido a la cercanía al ecuador y a la reducida superficie de la isla, esto provoca que el agua del mar que rodea todo su perímetro facilite así una mayor posibilidad de tormentas y precipitaciones. Estos contratiempos atmosféricos suelen ser pasajeros, es decir, las precipitaciones suelen duran pocos minutos en la mayoría de los casos.
La edición más recordada, tristemente recordad diría yo, fue la primera. Se celebró  el 28 de Septiembre del 2008. Desde la pole partía Felipe Massa. Sin embargo en la vuelta 14 Nelson Piquet se estrelló y apareció el Safety Car en pista. En la vuelta 17 se abrió el pit-lane y casi todos tuvieron que parar. Fernando Alonso ya había parado en la vuelta 12 y se favoreció de la entrada en box de los pilotos que iban en cabeza para colocarse líder tras la sanción a Rosberg por entrar a repostar con el pit cerrado. El español de Renault conseguía su primera victoria en la temporada, su vigésima en su carrera, y el primer triunfo de un piloto en una carrera nocturna.
Casi un año después, se descubrió, tras las acusaciones de Nelsinho Piquet y su padre, que el accidente del 2008 había sido ordenado por el equipo para provocar la entrada del coche de seguridad y facilitar la victoria a Fernando Alonso. Piquet ya había sido sustituido por Romain Grosjean como piloto de la escudería francesa, y se achacó a este detalle el que se destapara la polémica que, eso sí, no significó la pérdida de la victoria para un Fernando Alonso que siempre negó su participación y conocimiento de los hechos.
Este escándalo acabó con la salida de Pat Symonds y Flavio Briatore de Renault. Además, la FIA sancionó a Briatore de por vida y le negó el derecho a participar de cualquier competición bajo jurisdicción de la FIA. Este gravísimo caso fue denominado como "Crashgate”.
Como es habitual, la carrera contará con doble zona de DRS con dos puntos de detección distintos: El primero de ellos estará en la curva cuatro y se podrá activar pasada la curva cinco en las zonas más rápidas del circuito. Por otro lado, el segundo punto de detección estará antes de encarar la curva 22, penúltima del circuito, y se podrá activar al encarar la recta de meta.
Para acabar, señalar que Pirelli llevara a Singapur, los compuestos C3, C4 y  C5, la gama más blanda de los posibles y los mismos que se llevaron a Mónaco y Canadá.
Horarios completos                                                                                                                      
Viernes
  Libres 1: 10:30h
  Libres 2: 14:30h
Sábado
  Libres 3: 12:00h
  Calificación: 15:00
 Domingo
  Carrera: 14:10h

miércoles, 4 de septiembre de 2019

Previo GP de Italia: Repasamos el Circuito de Monza


Si el pasado GP, se celebró en uno de los mejores circuitos históricos del calendario, tan solo siete días más tarde, llegamos a otro de los templos de la F1, el llamado “Templo de la Velocidad”

El de Monza es un circuito clave en la historia de la F1.Ejemplo fantástico de circuito de alta velocidad, los viejos arboles del histórico parque de las afueras de Milán, han sido testigos de algunas de las mejores carreras de todos los tiempos, pero también de algunos de las accidentes más terribles ocurridos en la máxima categoría. La lista de inolvidables victorias y terribles accidentes es muy larga, y se combinan para hacer de Monza un circuito mágico
El circuito  se caracteriza por el alto porcentaje del trazado que los pilotos recorren con el acelerador a fondo, debido a las largas rectas. El récord actual de la pista, en carrera, fue marcado en 2004 por Rubens Barichello, con un tiempo de 1:21,046. Cabe destacar, que en este circuito se ha batido la velocidad máxima de un monoplaza en un Gran Premio con 372,6 km/h, durante los entrenamientos libres del GP de Italia de 2005, por el piloto Juan Pablo Montoya.
La pista original fue construida en 1922 y se inauguró oficialmente el 3 de septiembre del mismo año. Inicialmente, se utilizó un terreno de 3,4 km² con una pista de 10 km de extensión, que se componía por una sección de circunvalación de 4,5 km y otra de 5,5 km transitando rutas.  7 días más tarde fue sede del segundo GP de Italia.
Tras el de Brooklands en el Reino Unido y de Indianápolis en los EEEUU, Monza se convirtió en el tercer circuito de permanente en el mundo. Señalar que sólo ha habido una ocasión, 1980, en la que el Circuito no ha formado parte del calendario del mundial.
 En 1928, el GP se vio empañado por el accidente más grave del deporte automovilístico italiano, perdiéndose la vida del piloto Emilio Materassi y 27 espectadores. Debido a esto, los siguientes Grandes Premios se vieron confinados a la sección del óvalo de velocidad hasta 1932.Nuevamente se sucedieron tres muertes en 1933 tras lo cual el trazado fue modificado con el agregado de dos chicanes y la desaparición de las rectas más largas.

Entre los años 1938 y 1939 se realizaron grandes remodelaciones y el trazado resultante, con una extensión de 6,3 km, fue utilizado hasta 1954.
La Segunda Guerra Mundial provocó la suspensión de los grandes premios hasta el año 48. Sin embargo no sería hasta cinco años después de la creación de la Fórmula 1, en 1955, cuando Monza sufriera el cambio total, quedando el circuito con un recorrido de 5,75 km y una sección de 4,25 km de alta velocidad con curvas peraltadas.
Los Grandes Premios de 1955, 1956,1960 y 1961 se realizaron en Monza, pero la tragedia volvería a hacerse presente en este último caso, con la muerte en un accidente de Wolfgang von Trips y 11 espectadores. Esto hizo que se agregaran nuevas barreras de seguridad, y que la zona de reaprovisionamiento de combustible se alejara de la pista aún más.
Desde 1966, el circuito albergó carreras de automovilismo y motociclismo, pero en ambos casos las altas velocidades que se alcanzaban llevaron al agregado de nuevas chicanes. En el año 1978 en la Fórmula 1, muere el piloto Ronnie Petersson. Tras una accidentada salida, Peterson no pudo controlar  el vehículo y el Lotus que conducía terminó empotrado contra las barreras y se prendió fuego. Pese a que estaba atrapado, Hunt, Regazzoni y Depailler intentaron liberar al sueco del amasijo de chatarra antes de que sufriera más que ligeras quemaduras. Consiguieron sacarlo y lo dejaron, consciente, en medio de la pista, con sus piernas severamente lesionadas a la vista de todos.
Las nuevas tecnologías permitieron alcanzar nuevamente altas velocidades, por lo cual la pista debió ser modificada sustancialmente en 1979 con el agregado de pinos, zonas de escape y barreras de cubiertas. La infraestructura fue mejorada en general, y se realizaron trabajos adicionales sobre la seguridad del circuito.
En los años 90, las tres curvas principales fueron "apretadas" para reducir velocidades, lo cual llevó la extensión del trazado a 5,77 km.
En el año 2000 las dos primeras chicanes fueron removidas y reemplazadas por una sola chicane derecha-izquierda, y la Curva Grande fue renovada y rebautizada como Curva del Biassono.
En su actual configuración, Monza es el circuito más rápido del Mundial, y un desafío para pilotos y equipos. La velocidad media supera los 250 km/h y en cuatro puntos diferentes se alcanzan los 330 km/h. Precisamente por la longitud de sus rectas, los monoplazas ruedan en Monza con una configuración  aerodinámica muy específica para este circuito, con muy poca carga aerodinámica como sea posible sin comprometer la estabilidad en las frenadas. El agarre se sacrifica para lograr una mayor  velocidad.
Las largas rectas hacen que los motores estén sometidos a grandes esfuerzos debido a que más del 75% de la vuelta se hace a fondo, y los frenos también sufren mucho debido a sus fuertes  frenadas. Otro punto importante son las suspensiones, ya que pasar por encima de los pianos en las chicanes y poder acelerar lo antes posible es esencial en este circuito.
Os invito a dar una vuelta al trazado: Cuando los monoplazas cruzan la línea de meta se lanzan a más de 300 km/h hacia la Variante del Rettifilo (c. 1-2). La frenada es muy fuerte ya que llegan a 340km/h y se reduce de séptima a primera, para pasar por la primera curva a unos 85km/h. La entrada es muy tardía porque se debe sacrificar un poco la salida y tomar el giro a la izquierda que compone la segunda parte de la chicane y que se pasa a 74 km/h.
Al salir de la primera Variante los coches vuelven a acelerar a fondo y empiezan a engranar marchas de nuevo para tomar el giro rápido de derechas de la Curva Biassono (c. 3), con el gas a fondo y alcanzando los 305 km/h en la salida del viraje y llegando a la frenada de la Variante della Roggia (c. 4-5) en séptima velocidad a 330 km/h. Una vez pasado el puente se frena para pasar la chicane izquierda-derecha. El primer ángulo se toma a 120 km/h y el segundo a 133 km/h, ambos en segunda velocidad.
La aproximación a la Curva di Lesmo (c. 6-7) es bastante corta, pero se llega a más de 133km/h  hasta la entrada del giro de derechas, momento en el que se frena y se lanza el coche a la derecha. En esta frenada se pasa de la quinta a la cuarta marcha y de los 264 km/h a 193 km/h. La siguiente curva es la segunda parte de la Curva di Lesmo, más complicada que la precedente, se llega en quinta a 260 km/h y se frena a 178 km/h, en tercera velocidad.
La bajada que se inicia en este punto lleva a la rápida Curva del Serraglio (c. 6) que se toma a la izquierda a fondo, pasando en sexta a 304 km/h. De aquí los pilotos se lanzan rápidamente hacia la Variante Ascari (c. 8-9-10), pasando por debajo del puente de la Curva Norte del óvalo antiguo y a poco menos de 100 metros de la chicane reducen velocidad. Frenan de 332 km/h a 169 km/h para tomar la primera curva de la Variante Ascari. El giro de izquierdas de noventa grados que lleva a una larga curva a la derecha que se toma acelerando y subiendo marchas y muy enganchados a la zona interior del giro y se lanzan a la izquierda en el último ángulo de la Variante a unos 235 km/h.
La recta antes de la Parabólica es muy larga y se alcanzan altas velocidades. El giro de izquierdas es una de las zonas más bonitas de Monza. La frenada, bastante temprana ya que es una curva que se abre en la salida, es importante: se ataca pronto, buscando el exterior de la trazada para efectuar toda la segunda mitad por fuera acelerando hacia la recta de meta. La salida es a 285 km/h en quinta con el gas apretado a fondo.
Una de las coas que hace especial Monza, es la ubicación del podio. Está situado justo encima de la línea de meta, hecho que permite a los aficionados situarse justo por debajo de los tres primeros clasificados durante la ceremonia.
El trazado italiano incorporará dos zonas de DRS: La primera en la larga recta de meta, con zona de activación antes de entrar en la Parabólica (última curva del trazado), mientras que la segunda se encuentra la curva Del Serraglio, una recta con algo de curva entre la segunda curva Di Lesmo y la Variante Ascari. Su punto de detección, estará precisamente entre las dos curvas Di Lesmo.
Señalar que esta es también la última cita en territorio europeo de la temporada.
En cuanto a las gomas, Pirelli ha decidido traer la gama media, o sea el C2, C3 y C4.
Horarios completos:
Viernes
  Libres 1: 11:00
  Libres 2: 15:00
Sábado
  Libres 3: 12:00
  Calificación: 15:00
 Domingo
  Carrera: 15:10

miércoles, 28 de agosto de 2019

Previo GP de Bélgica: Así es el trazado de Spa-Francorchamps


Se acabaron las vacaciones, tras 4 semanas de descanso, el gran circo afronta la segunda mitad de la temporada, y lo hace en el mejor trazado posible

En 1924, Spa-Francorchamps  ya acogió un Gran Premio, y casi 90 años después sigue siendo el circuito favorito de gran parte de los pilotos y aficionados.
Spa es uno de los circuitos que comenzó con el primer Mundial de 1950, pero su configuración ha cambiado notablemente. Ahora consta de 7.004 metros y se darán 44 vueltas el domingo para completar 308,052 kilómetros totales
El trazado original consistía en 14,9 kilómetros de estrechas y peligrosas vías públicas, y aunque a través de los años se fue acortando ligeramente su distancia con algunos cambios, cuando en 1970 albergó el último Gran Premio en su vieja configuración, todavía medía más de 14 kilómetros y seguía siendo increíblemente rápido, logrando Chris Amon la vuelta rápida aquel año a una media de 245 km/h.
Tras el GP del 1970, fue clausurado por la cruzada iniciada por la Asociación de Pilotos .De la peligrosidad de Spa, hablan por sí solo el alto número de pilotos que fallecieron en su trazado. Recordemos a Dick Seaman, Archie Scott-Brown, Alan Stacey, Chris Bristow, Stefan Bellof y un largo etcétera. Con el cierre de Spa en 1972 y en 1974, la prueba belga se disputó sobre el trazado de Nivelles, y en 1973 y desde 1975 a 1984 en el de Zolder, escenario mortal del gran piloto canadiense Gilles Villeneuve.
Sin embargo ninguno de esos dos circuitos caló en la simpatía de los pilotos y gracias al empuje del automóvil Club Belga junto al mítico Jacky Ickx lograron que Spa-Francorchamps fuera readmitido de nuevo para la F1, aunque para ello tuvieran que recortar los 14 kilómetros de su peligroso trazado a uno de poco más de 7 kilómetros, en los que eso si,  siguen estando presentes Eau-Rouge, Radillon, Les Combs, Malmedy, Stavelot o la Sources, curvas tan famosas que forman ya parte no solo de la carrera belga sino también de la leyenda de la F1.
Los más de 7km, convierten Spa en el circuito más largo del mundial, y, si no fuera por  Monza, estaríamos hablando del templo de la velocidad, ya que hasta en tres ocasiones los pilotos superan los 300 km/h:Entre la Source (c.1) y Eau Rouge (c.2), en la recta Kemmel y entre Paul Frere (c.15) y la chicane (c.18-19).

El trazado de belga es uno de los “afortunados” que no han pasado por las destructivas manos del señor Tilke,  y en donde se encuentra quizás la curva más  mítica de todo el campeonato, La curva de “Eau Rouge”. Situada a la altura en la que la pista atraviesa la corriente del río Eau Rouge por primera vez, aparece después de una bajada que sigue al giro de la primera curva. Los monoplazas  pueden llegar a alcanzar velocidades de hasta 320 km/h al pasar el punto más bajo. Estrictamente hablando, la curva Eau Rouge es únicamente la curva a izquierdas de la parte inferior. La siguiente curva a derechas que apunta hacia la subida fue introducida en 1939 para atajar la curva original "Ancienne Douane", llamada Raidillon.
Tal y como la describe Fernando Alonso: "Entras en la bajada de la curva, tienes un repentino cambio de dirección en la parte más baja y entonces hay una abrupta subida. Desde el cockpit no se puede ver la salida, y conforme vas subiendo no sabes dónde vas a aterrizar. Es una curva crucial para el tiempo de la vuelta, y también en la carrera, porque hay una larga subida que la sigue donde se puede perder mucho tiempo si cometes un error. Pero también es una curva importante para las sensaciones del piloto. Genera sensaciones especiales en cada vuelta, porque también se comprime todo el cuerpo cuando pasas por el punto más bajo de la curva. Es muy extraño, pero también muy divertido".
A pesar de que en los últimos años se ha ido enderezando, Eau Rouge sigue siendo una de las curvas más emocionantes y míticas de la F1.

Circuito de baja carga aerodinámica debido a la importancia de tener una buena velocidad en sus largas rectas. La estabilidad en la frenada también es una consideración importante, especialmente cuando se reduce desde la rápida Blanchimont hacia la chicana 'Bus Stop'. Spa tiene en la climatología otra de sus mayores peculiaridades ,el tiempo es notoriamente variable y dada su longitud, a menudo llueve en unas zonas del circuito mientras que otras están secas.
Los dos puntos más claros para adelantar en Spa , son las curvas después de las dos grandes rectas del circuito.
En primer lugar la recta de meta nos lleva a La Source, donde si estás cerca del coche de delante y tienes más potencia puedes apurar la frenada y rebasarlo al principio de La Source.
El otro sitio clave es Les Combes. Los coches alcanzan mucha velocidad a lo largo de la recta Kemmel y tienen que reducir al llegar a Les Combes. Seguimos el mismo sistema que en La Source y así podremos rebasar al coche de delante.
Este fin de semana será el 64º Gran Premio de Bélgica, pero el 53 celebrado en Spa-Francorchamps. Zolder y Nivelles fueron los otros dos escenarios en el pasado.
Para este GP, la FIA ha acotado dos zonas de DRS en el circuito. El punto de detección de la primera zona estará ubicado 210 metros antes de la curva 2,  (30 menos que en 2018) y tendrá su punto de activación 310 metros después de la curva 4. En lo que respecta al segundo tramo de DRS, su punto de detección estará situado 160 metros antes de la curva 18, y el punto de activación estará 30 metros después de la curva 19.
Tampoco hay que dejar de lado el aspecto meteorológico, que en ocasiones nos deja sorpresas.
En cuanto a las gomas, Pirelli ha decidido traer los compuestos C1, C2 y C3, la gama más dura de los posibles.
Horarios completos
Jueves
  Libres 1: 11:00h
  Libres 2: 15:00h
Sábado
  Libres 3: 12:00h
  Calificación: 15:00h
 Domingo
  Carrera: 15:10h

miércoles, 31 de julio de 2019

Previo GP de Hungría: Así es Hungaroring


Llegamos a la decimosegunda cita del calendario y última antes del parón veraniego

Una vez hubo terminado el bloqueo político a Hungría, los húngaros quisieron ser protagonistas en el mundo del automóvil, y pensaron tener un gran premio local. Así, el 1 de Octubre de 1985 comenzó la construcción del circuito de Hungaroring, que albergaría la primera carrera de Fórmula 1 en Hungría. Se construyó a unos treinta kilómetros de la capital de Hungría, Budapest.
En 1986, llego el ansiado Gran Premio de Fórmula 1. Más de 100.000 espectadores asistieron a una de las victorias más memorables de Nelson Piquet ante Ayrton Senna, con un adelantamiento magistral en la recta de meta. El segundo momento histórico que se puede rescatar de Hungaroring llega en 2003, tras una notable actualización de la pista, cuando Fernando Alonso lograba su primera victoria en la F1. La edición de este año, es la 34ª consecutiva de este Gran Premio
Lento y revirado, para los pilotos es un circuito divertido para pilotar, pero el asfalto provoca bastante quebraderos de cabeza a pilotos y equipos por dos motivos: Uno, el polvo, debido a que la pista no se usa mucho el resto del año, haciendo que el agarre vaya mejorando según se va limpiando y se acumula la goma tras el paso de los monoplazas. El segundo, es su temperatura, ya que normalmente hace mucho calor, superando habitualmente el asfalto los 50ºC. El calor también lo hace duro físicamente para los pilotos porque la carrera suele ser muy larga, casi en el límite de las dos horas.
Al margen de la recta de 700 metros, el resto es una sucesión de curvas de media y baja velocidad, por lo que la configuración de los coches es de máxima carga aerodinámica, similar a la de Mónaco, lo que permite a los pilotos ser agresivos con el coche. El agarre mecánico es muy importante, y los reglajes de la suspensión se ablandan un poco para mejorarlo y para disponer de buena tracción a la salida de las curvas, que obligan al piloto a dosificar continuamente el acelerador. La ausencia de largas rectas, y por lo tanto también de fuertes frenadas, hace que los adelantamientos sean muy complicados. La frenada para la primera curva es la mejor oportunidad, pero el piloto de delante tiene que cometer un error saliendo de la última curva para poder cogerle el rebufo en la recta.

En el transcurso de los 4.381 metros que tiene de longitud el trazado, los pilotos tienen que frenar por debajo de 100km/h en tres puntos  y cambiar de marcha en 48 ocasiones. Los pilotos deberán dar 70 giros al trazado.
En cuanto al carril de boxes, Hungaroring cuenta con un pit lane de 341 metros, que tarda en recorrerse unos 16 segundos, más la parada.
En Hungría y como es habitual, la FIA implementará también dos zonas de DRS. El primer punto de activación será en la recta de meta, uno de los lugares más claros de adelantamiento, y la segunda está entre las curvas uno y dos. Ambas zonas de DRS tendrán un solo punto de detección, localizado unos metros antes de encarar la curva 14.
Pirelli llevará a Hungría los compuestos C2, C3 Y C4 compuestos que deberían proporcionar un buen compromiso entre rendimiento y resistencia a las altas temperaturas. Hungaroring no es particularmente exigente con los neumáticos, pero la serie ininterrumpida de curvas hace que los compuestos no tengan muchas oportunidades de refrescarse en el transcurso de la vuelta.
Horarios completos:
Jueves
  Libres 1: 11:00h
  Libres 2: 15:00h
Sábado
  Libres 3: 12:00h
  Calificación: 15:00
 Domingo
  Carrera: 15:10h

miércoles, 24 de julio de 2019

Previo GP de Alemania: Así es el circuito de Hockenheim


Con su continuidad en el calendario seriamente amenazada, vuelve otro año el histórico GP de Alemania

El caso de Alemania es uno de los precedentes de lo que está ocurriendo España. Tras una época dorada con los años de gloria de Schumacher, en los que organizaban dos Grandes Premios en los que se agotaban las entradas.
El que era uno de los GP más antiguos del calendario, la primera carrera se disputó en 1951 en el circuito de Nürburgring, ha visto como el continuo descenso de público en los circuitos alemanes llevó a tomar la decisión de celebrar una sola cita al año con la alternancia de las sedes.
Pero las cosas no mejoraron, y tras no llegar a un acuerdo ni con Nurburgring ni con Hockenheim para la disputa de la carrera, la FIA dejo finalmente el GP de Alemania fuera del mundial. Por suerte la F1 volvió a Alemania en 2016, aunque al año siguiente desapareció de nuevo para retornar en 2018 y cuando parecía muerta, repetir este 2019. Eso sí, de cara al futuro, parece una de las condenadas a caerse de nuevo del calendario.
A 25 kilómetros en dirección sudoeste de Heidelberg, en la zona superior del valle del Rin, el circuito de Hockenheimring se encuentra a escasos kilómetros de la ciudad que le da su nombre, Hockenheim.
Trazado nacido en 1932 y al que Hermann Tilke ha sido el último en "reorganizar", o casi mejor dicho "mutilar". A costa de perder parte de sus zonas de velocidades extremas, se ha convertido en un circuito en el que abundan las luchas cuerpo a cuerpo y se suelen ver numerosos adelantamientos.
El circuito de Hockenheim se encuentra en las cercanías de Heildelberg y fue construido en la primera mitad de los años treinta. Originariamente era un circuito de pruebas para los coches de Mercedes- Benz. El trazado alemán tiene como característica principal sus largas rectas que hacen que se alcancen velocidades elevadísimas. Si bien el circuito ha sufrido algunas modificaciones para reducir su velocidad, la pista de Hockenheim continúa siendo una de las más rápidas del calendario, con puntas de más de 330 km/h.

A pesar de que ya no cuenta con las largas rectas del pasado, aún sigue siendo un circuito exigente para el motor, ya que la velocidad media de este durante la vuelta es alta, el 62% de la vuelta se completa con al acelerador pisado a fondo.
Hockenheim tiene una longitud de 4.574 metros, que los pilotos tendrán que completar hasta en 67 ocasiones el domingo para conseguir una distancia total de carrera de 306.458 km. Lo conforman 17 curvas, 10 de ellas a derechas y 7 a izquierdas.
El trazado, desde su remodelación, cuenta con dos zonas claves: el estadio, revirada y estrecha donde es casi imposible adelantar; y la parabólica (o recta de atrás), tras la que los pilotos llegan a la frenada de la horquilla de la curva 6, el punto más claro de adelantamiento de la pista.
Aquí tendremos tres zonas de DRS. La primera zona se encuentra tras la primera curva (Nordkurve) y llega hasta la frenada de la segunda. La segunda zona de DRS está en la larga y ligeramente inclinada curva que conduce a los monoplazas hasta la curva 6 del circuito, una de las horquillas más lentas de la temporada que se coge, aproximadamente, a unos 65 km/h. Allí, los pilotos intentarán aprovechar la fuerte frenada para hacer efectiva su maniobra. La novedad desde 2018, se encuentra en la tercera zona, la cual está situada en la recta principal.

Para esta carrera, Pirelli ha decidido traer los compuestos  C2,C3 y C4, en una pista donde la superficie es bastante lisa, por lo que no se espera que se produzca un fuerte desgaste o degradación
Horarios completos:
Jueves:
  Libres 1: 11:00h
  Libres 2: 15:00h
Sábado:
  Libres 3: 12:00h
  Calificación: 15:00
 Domingo
  Carrera: 15:10h

miércoles, 10 de julio de 2019

Previo GP de Gran Bretaña: Así es el trazado de Silverstone


Llega la décima cita de la temporada, y la F1 se desplaza al país donde la vio nacer, hace ya 69 años. Llega el GP de Gran Bretaña, en el siempre emocionante circuito de Silverstone

La Fórmula 1 vuelve a casa, ir a Gran Bretaña y especialmente al circuito de Silverstone, es posiblemente un retorno a su lugar de nacimiento.
Hablar de Silverstone es hablar de la historia viva de la Fórmula 1. Y es hablar del circuito en el que se corrió la primera carrera de la máxima categoría automovilística. El 13 de Mayo de 1950, Giuseppe Farina con su Alfa Romeo ganaba en Silverstone el primer Gran Premio de un Mundial de Fórmula 1, ante cien mil espectadores y otros veinte monoplazas. Este año celebraremos la 52ª edición
Silverstone es un circuito rápido, aunque a medida que ha ido cambiando a lo largo de los años, ha ido perdiendo ese carácter tan rápido que solía tener. Si a mediados de los años 80, era prácticamente tan rápido como Monza, a finales de esa década se ralentizó el circuito, y aún un poco más a principios de los años 90, que dejaron Silverstone tal y como lo conocíamos hasta hace pocos años, antes de la última modificación, aunque el carácter general no se ha visto demasiado afectado.
Para iniciar esta nueva época, en 2010 el circuito estreno una nueva configuración destinada a mejorar el disfrute de los espectadores y hacer de Silverstone un reto aún mayor para los pilotos. Y es que el nuevo complejo de curvas denominado "Arena", que comienza en la remodelada Abbey (curva 1) para volver al antiguo trazado en Brooklands (curva 6), hace que al contrario de lo que suele suceder, el circuito sea más rápido aún que antes.
En 2011 se completa el proyecto de renovación del circuito con el cambio de la posición de la recta de meta, ahora entre la curva Club (18) y Abbey (1), inaugurándose un nuevo paddock y edificio de boxes.

Con una gran cantidad de curvas rápidas que exigen una elevada carga aerodinámica, el circuito pone los pelos de punta, sobre todo cuando los pilotos se lanzan en séptima velocidad a la curva 9, Copse, para llegar a 300km/h a Becketts, una secuencia de curvas muy fluida en la que los pilotos prácticamente no tocan los frenos y en la que la alta velocidad genera un apoyo en el coche que hace que los pilotos sufran tremendas fuerzas G.
Otro factor a tener en cuenta en Silverstone son las condiciones climatológicas. En este circuito el viento suele ser muy fuerte, y además hay que tener en cuenta que la lluvia puede hacer presencia en el trazado en cualquier momento, dado que se encuentra en una zona muy propensa a las precipitaciones.
Los equipos suelen quitar ala al llegar a Silverstone para poder afrontar en mejores condiciones la rapidez del circuito. Además es importante contar con un motor potente.
El circuito de requiere una alta carga aerodinámica. El máximo rendimiento se consigue con un buen equilibrio entre la parte delantera (ha de ser dura) y la trasera (tiene que ser más blanda), dado que se necesita buen apoyo en la parte delantera para afrontar las curvas rápidas del circuito, y un buen agarre en la parte trasera para negociar las curvas lentas de la última parte del trazado.
Los neumáticos sufren mucho debido a las curvas muy rápidas que hay aquí. Como ya comentamos, los frenos no sufren mucho porque en la primera parte del trazado apenas se utilizan.
El coche tiene que tener mucha altura para que el piloto vea bien en las zonas de baches. En cuanto a las paradas, las altas posibilidades de lluvia hacen que las estrategias puedan cambiar.
Para esta cita y como ya ocurrió hace una semana en Austria tendremos 3 zonas de DRS en lugar de las dos habituales. El punto de detección de la primera zona estará antes de la curva 3, la Village, y el punto de activación después de Aintree para utilizarlo en la recta Wellington. La segunda zona de detección estará después de la Maggots, mientras que su correspondiente activación es, el tras el viraje de Chapel.
Pero además desde 2018 tenemos una zona extra, desde la última curva hasta la primera. Se activara tras la Curva 18, Club, de tal manera que podrían entrar a la primera curva, Abbey, y a la segunda, Farm, con él DRS abierto.
Para la cita de Gran Bretaña, Pirelli pondrá a disposición de los equipos los compuestos C1, C2, C3, la gama más dura disponible, siendo junto al GP de Bahréin y al de GP de España, la tercera vez que veremos esta combinación en lo que va de año.
Como anécdota, señalar que el circuito de Silverstone se encuentra en el Motorsport Valley, zona en la que se ubican las sedes de la mayoría de equipos de F1.
Horarios de este fin de semana
Viernes
  Libres 1: 11:00h
  Libres 2: 15:00h
Sábado
  Libres 3: 12:00h
  Calificación: 15:00
 Domingo
  Carrera: 15:10h

miércoles, 26 de junio de 2019

Previo GP de Austria: Conozcamos mejor el Red Bull Ring


Tras Paul Ricard y sin tiempo para respirar, la F1 se desplaza a Austria por sexto año consecutivo

Tras once temporadas ausente, el veterano circuito de Austria regresó hace cinco temporadas  al calendario de la Fórmula 1 bajo el nombre de sus actuales propietarios. Spielberg, Osterreichring o A1 Ring, como ha sido conocido históricamente, es llamado ahora Red Bull Ring desde que la marca de bebidas energéticas austriaca lo comprase.
En este circuito, que albergó por primera vez una carrera de F1 en el año 1970, en el que se impuso el belga Jacky Ickx,  hemos vivido bonitas batallas y victorias de Alain Prost (en tres ocasiones), Michael Schumacher, Mika Hakinen o Niki Lauda.
Desde su retorno a la máxima categoría hace cuatro años, hemos vivido solamente victorias de dos equipos. Las cuatro primeras por la marca de la estrella plateada, las dos primeras de la mano de Nico Rosberg , en 2016 de Lewis Hamilton y 2017 por parte de Valtteri Bottas. El año pasado fue turno del Red Bull de Max Verstappen.
Con sus  4,326 kilómetros y solo nueve curvas, se presenta como uno de los circuitos más cortos y simples del calendario, no obstante, sus estrecheces suelen ofrecer un buen espectáculo en pista. Como dato señalar que puede completarse una vuelta a este circuito en tan solo 69 segundos, que este año seguro que será alguno menos.
Ocupando un espacio central en el trazado, encontramos la estatua de un toro, de 50 toneladas, atravesando un arco realizado a partir del reciclaje de latas de Red Bull. Donde esperan unas gradas -azules y plateadas- también procedentes del reciclaje, en este caso de viejos hangares, y el recuerdo en forma de estatua de Jochen Rindt, primer austriaco que participó en una prueba de F1
Se trata de un circuito rápido con dos zonas muy diferenciadas: una muy rápida, formada por dos largas rectas unidas por un viraje a la derecha de casi 90 grados, y otra más lenta y revirada. Además  se caracteriza tanto por sus fuertes desniveles,  una  pendiente máxima del 9,3%, como por su velocidad, con largas rectas y curvas rápidas que deberían facilitar la labor de los pilotos cuando estos quieran adelantar.

Sus diez curvas, ofrecen claramente, cuatro posibles zonas de adelantamiento .Tras la línea de meta, llega la curva 1, que es una curva cerrada de derecha. Traccionar bien al salir de esta curva,  es vital para afrontar la recta más larga del trazado, donde se pueden alcanzar los 300km/h. Aquí se ascienden unos 60 metros, llegando al punto más alto de la pista, hasta llegar a la curva 2, otra curva a derechas y muy cerrada, que es claramente el punto más factible para intentar un adelantamiento y la frenada más difícil, pasando de unos 300km/h a los 60 km/h.
Tras volver a acelerar en un ligero descenso llegamos a la curva 3, para, continuando con el ligero descenso, llegar a la zona técnica más exigente, en donde afrontamos diferentes curvas enlazadas con pequeñas rectas. Hasta llegar a la curva 8, las más rápida de todas y que tiende a abrirse hasta el exterior, para tras otra breve recta, afrontar la última curva del trazado que enlaza nuevamente con la recta principal.
Hablamos de un trazado entre montañas, con un asfalto suave y nada abrasivo, en la que la principal dificultad se encuentra en acertar con el set up por las fuertes frenadas que la caracterizan. Se necesita una alta carga aerodinámica, pero también buena velocidad punta, para afrontar las dos largas rectas.
En cuanto a las zonas de DRS, la primera estará en la recta de meta, justo después de la curva número 10 (última de la vuelta), también llamada Red Bull Mobile, con el punto de detección situado a escasos diez metros pasados de la penúltima curva del circuito, la Rindt. Finalmente, la segunda recta de DRS se hallará en la contrarecta situada entre la segunda (Remus) y la tercera curva (Schlossgold), contando que el punto e activación está situado antes de la frenada de la segunda variante.
Pero además de estas dos, en 2018 se estrenó una zona de DRS extra, después de la curva 1 del Red Bull Ring, aunque para la edición de 2019, se desplazó 31 metros por delante.
Durante la carrera, se darán  71 vueltas a los 4.326 metros que componen el Red Bull Ring, para completar 307,146 kilómetros en total.
Destacar que esta es la primera de las cinco parejas de carreras consecutivas este año, ya que empalmamos el GP de Francia, y este de Austria
Para esta cita, Pirelli ha decidido traer los compuestosC2, C3 y C4
Horarios completos
Jueves
  Libres 1: 11:00h
  Libres 2: 15:00h
Sábado
  Libres 3: 12:00h
  Calificación: 15:00
 Domingo
  Carrera: 15:10h

miércoles, 19 de junio de 2019

Previo GP de Francia: Así es el Circuito de “Paul Ricard”


Tras una década de ausencia, el campeonato de F1 volvió el año pasado al país galo

El circuito de Paul Ricard puede sonar más o menos "nuevo" para los aficionados más jóvenes, pero el también llamado Circuito de "Le Castellet" puede rastrear sus orígenes en la F1 hasta principios de la década de 1970, cuando celebró el primero de sus 14 Grandes Premios franceses hasta la fecha.
Construido en menos de un año, y con pilotos famosos como Jean-Pierre Beltoise y Henri Pescarolo en su trazado de 5,8 km, el Circuito Paul Ricard - llamado así por su patrocinador - se inauguró en abril de 1970, antes de organizar su primera carrera de F1 ganado por Jackie Stewart.
La pista sería un terreno de caza feliz para los conductores franceses, con Rene Arnoux ganando en 1982 y Alain Prost triunfando no menos de cuatro veces, incluido el último Gran Premio en el lugar en 1990, momento en el que se consideró obsoleto para F1.
El comienzo del siglo 21 vio un renacimiento bajo nueva propiedad, con la transformación del circuito en el Paul Ricard High Tech Test Track. Utilizado (como su nombre lo sugiere) exclusivamente para pruebas, su diseño de configuraciones múltiples resultó popular entre los equipos de F1 y estableció nuevos estándares en materia de seguridad, promoviendo el uso de áreas de escapada pintadas de rojo y azul en lugar de las tradicionales trampas de grava.
En 2007, el Paul Ricard HTTT fue designado Primer centro de excelencia por el Instituto FIA para la seguridad en el automovilismo. Abrió sus puertas al público nuevamente en 2009 después de la construcción de una nueva tribuna y desde entonces ha sido sede de varios campeonatos importantes.
En 2016 se llegó a un acuerdo para devolver el Gran Premio de Francia a la pista, y antes de su reactivación de 2018 se han realizado numerosas modificaciones tanto en el circuito como en su entorno para garantizar un desafío adecuado para los pilotos y un espectáculo igualmente emocionante para la carrera aficionados.

El circuito presenta un diseño muy característico, destacando la larga recta (Mistral) de casi dos kilómetros. El trazado cuenta con múltiples configuraciones, pero el elegido para la disputa del GP tendrá una longitud de 5,8 kilómetros, siendo la tercera pista más larga del campeonato, después de Spa-Francorchamps y Bakú, y consta de quince curvas.
Consta de dos rectas de alta velocidad y varias zonas de frenada fuerte, pero también partes de baja velocidad y una de las curvas más rápidas del calendario, la mítica Signes que se hace a fondo desde la ya comentada recta de Mistral y en la aproximación a la frenada de Beausset. Este es el punto más rápido del circuito.

Sin lugar a dudas, su característica más inconfundible, son sus inconfundibles escapatorias en azul y rojo, y porque no decirlo, lo caótico de sus accesos con colas kilométricas y eternas que todo el mundo debe aguantar de manera estoica.
Pirelli se ha decantado por llevar los compuestos C2, C3 y C4.
Horarios GP de Francia
Viernes
Libres 1: 12.00h
Libres 2: 16:00
Sábado
Libres 3: 13:00
Calificación: 16:00
Domingo
Carrera: 16:10